Saltar al contenido

Cirugía Robótica y urología oncológica

En másurología hacemos una valoración detallada de los diferentes tumores urológicos. 

Te ofrecemos las técnicas diagnósticas más precisas, con tratamientos menos invasivos y personalizados

Nuestra Unidad de Uro-oncología te guiará y aconsejará en todas las etapas de tu enfermedad, desde realizar un diagnóstico preciso y precoz, hasta brindarte las diferentes opciones de tratamiento, ofreciéndote en caso de ser necesario, los mejores resultados quirúrgicos.

cirugia-robotica

CÁNCER DE PRÓSTATA

Es la neoplasia maligna más frecuente en el varón afectando a 1 de cada 9 varones. Es por ello que un diagnóstico precoz es de vital importancia para un tratamiento en estados más tempranos de la enfermedad que permitan una curación completa con los menores efectos secundarios. 

En nuestra unidad de Urología en Coruña realizamos una evaluación para identificar aquellos varones que pudieran tener un riesgo incrementado de padecer cáncer de próstata por sus antecedentes familiares u otros condicionantes. 

El diagnóstico del cáncer de próstata puede realizarse tras la valoración de los niveles de PSA (antígeno prostático específico) en sangre, la exploración física mediante tacto rectal, la realización de una resonancia prostática multiparamétrica y posterior biopsia de fusión si fuese necesario. 

Ante un diagnóstico de cáncer de próstata haremos una valoración individualizada para ofrecerle la mejor opción a cada paciente:

Vigilancia Activa

Terapia focal

Prostatectomía radical asistida por Robot

Radioterapia

portada_robot_B

Cirugía robótica

ROBOT DA VINCI®

La prostatectomía radical asistida por robot es el tratamiento quirúrgico mínimamente invasivo más avanzado para poder obtener la curación del cáncer de próstata preservando al máximo la continencia urinaria y la función sexual de nuestros pacientes.

  • Estancias hospitalarias muy cortas y rápida recuperación.
  • Tiempos muy reducidos de sonda vesical.
  • Tasas muy elevadas de continencia urinaria y mantenimiento de la función sexual.

Nuestro equipo tiene además amplia experiencia en el tratamiento quirúrgico del cáncer de próstata localmente avanzado así como la realización de linfadenectomías de rescate en casos en donde estos tumores hayan podido progresar tras tratamientos previos.

CÁNCER DE VEJIGA

El cáncer de vejiga presenta una incidencia muy alta en nuestro país situándose entre las 5 primeras neoplasias malignas. 

Afortunadamente en torno a un 70% de estos tumores malignos son superficiales y resecables pudiéndose preservar la vejiga. 

El síntoma de presentación más frecuente es la hematuria o presencia de sangre en la orina, de ahí la importancia de una consulta sin demoras con el urólogo. 

La mayoría de los tumores de vejiga pueden ser tratados endoscópicamente a través de la uretra realizando una cirugía sin cicatrices mediante una resección transuretral de vejiga (RTU). Nuestro equipo tiene amplia experiencia en la resección de tumores en bloque y resección láser, lo que supone menor tiempo de ingreso y un mejor análisis histológico y categorización del tumor. 

En casos en donde el tumor infiltra el grosor de la pared vesical o es un tumor superficial agresivo, el tratamiento generalmente indicado en ausencia de enfermedad en otros órganos, es la cistectomía o extirpación completa de la vejiga. En estos casos la operación por un equipo con experiencia es fundamental. En másurología contamos con cirujanos expertos en cirugía robótica pudiendo reconstruir una nueva vejiga en muchos casos y mantener así una micción más natural por la uretra y evitando colocar un estoma en el abdomen.

CÁNCER DE RIÑÓN

La piedra angular del tratamiento del cáncer renal es la cirugía.

En la mayoría de los casos podemos preservar los dos riñones extirpando exclusivamente el tumor en el riñón afecto (tumorectomía o nefrectomía parcial). La extirpación completa del riñón (nefrectomía) solo es necesaria en casos muy avanzados.

Más del 95% de los casos se pueden intervenir mediante cirugía mínimamente invasiva robótica. Nuestro equipo puede abordar muchos de estos tumores por vía posterior o retroperitoneal evitando acceder al abdomen del paciente y facilitando una recuperación mucho más rápida.

Masurología es el único equipo en España capaz de ofrecerle cirugía renal por puerto único a través una única y pequeña incisión asistida por robot Da Vinci®, minimizando así el dolor postoperatorio y ofreciendo los mejores resultados cosméticos.

Nuestros especialistas harán una valoración individualizada de cada caso pudiendo ofrecer también la vigilancia activa o la ablación percutánea sin cirugía en casos de mayor riesgo anestésico o pacientes más frágiles.

CÁNCER DE TESTÍCULO

Este tipo de neoplasia se debe a un crecimiento anómalo de las células que forman el tejido testicular.

Los tumores malignos en el testículo suelen aparecer en varones jóvenes entre 20 y 40 años; son en muchos casos indolentes y suelen manifestarse como un nódulo duro en el testículo que no desaparece. Representan el 5% de las neoplasias urológicas aunque debemos de tener en cuenta que su incidencia está en aumento en países industrializados, por ello es importante consultar con expertos ante la aparición de cualquier molestia, tumoración o aumento testicular. 

El tratamiento inicial es la orquiectomía total o parcial si bien en muchos casos es posible la colocación de una prótesis testicular tras la exéresis del órgano. 

En función de la agresividad del tumor es necesario evaluar la necesidad o no de quimioterapia y/o cirugías de rescate en caso de afectación de ganglios linfáticos en pelvis o abdomen. 

Actualmente las tasas de curación globales se sitúan próximas al 100% por lo que en líneas generales y a pesar de la necesidad de quimioterapia en algunos casos, el pronóstico suele ser prometedor.

cancer_pene

CÁNCER DE PENE

Este tumor se origina en la superficie cutánea o mucosa del pene, por ello, lesiones sospechosas en la región peneana requieren de una valoración rápida por un especialista. Ante una confirmación de una neoplasia maligna la extirpación completa de la misma es mandatorio lo que conlleva en muchos casos la sección parcial del pene. 

Afortunadamente en ciertos casos se puede realizar una exéresis parcial de la lesión manteniendo la integridad del pene mediante técnicas reconstructivas. 

En casos más avanzados está indicado la extirpación de los ganglios linfáticos inguinales con el fin de detectar o eliminar metástasis a dicho nivel. Nuestros especialistas tienen amplia experiencia en abordajes por inguinoscopia pudiendo realizar linfadenectomías inguinales mínimamente invasivas que disminuyen drásticamente la aparición de complicaciones postoperatorias.